Centro Locero La Atalaya

La Atalaya es uno de los pocos lugares de Gran Canaria donde todavía perdura la tradición artesanal de elaborar cerámicas a mano siguiendo un método ancestral que se remonta a la época prehispánica, siendo por otro lado uno de los más destacados centros de producción alfarera de la isla; aquí se conservan aún las cuevas-viviendas y talleres, muchas de ellas ocultas tras edificaciones nuevas, donde las loceras trabajaron el barro, y los hornos de piedra donde se guisa la “loza”.

En la actualidad, el Centro Locero La Atalaya, gestionado por la Asociación de Locer@s de La Atalaya, “ALUD”, ha logrado preservar las técnicas y tipologías tradicionales y formar a las nuevas generaciones a través de una continuada actividad de investigación, docencia, exposición y venta de artículos alfareros, dando así continuidad a una parte importante del legado cultural más genuino de Gran Canaria. Esta iniciativa cultural se debe, en gran medida, a las enseñanzas de Francisco Rodríguez Santana, más conocido como “Panchito” y de Antonia Ramos Santana, “Antoñita La Rubia”. La práctica tradicional de elaborar la “loza” continua hoy día por las nuevas generaciones de talayeras-os.

viernes, 23 de julio de 2010

"Trazan rayas por afuera con una piedra lisa y oblonga"(...)





Una vez que la vasija gris estuvo terminada la pusieron al sol a secar. Cuando está  lo suficientemente dura, trazan rayas por afuera con una piedra lisa y oblonga. Las piedras utilizadas para esto las recogen en la orilla del mar.
Estas rayas incrementan el trabajo pero no añaden mucho a la belleza del resultado final. Sin embargo es curioso observar que se han encontrado rayas exactamente iguales a las vasijas de los guanches, quienes sin duda hacían su alfarería de forma parecida.
                                                                             Olivia Stone, s.XIX

                           "Taia"               Gustavo R.

                            "Taia, jarra para la cuajada y olla"     Fedac                                                                                                                                                                                                                                        

No hay comentarios: