Centro Locero La Atalaya

La Atalaya es uno de los pocos lugares de Gran Canaria donde todavía perdura la tradición artesanal de elaborar cerámicas a mano siguiendo un método ancestral que se remonta a la época prehispánica, siendo por otro lado uno de los más destacados centros de producción alfarera de la isla; aquí se conservan aún las cuevas-viviendas y talleres, muchas de ellas ocultas tras edificaciones nuevas, donde las loceras trabajaron el barro, y los hornos de piedra donde se guisa la “loza”.

En la actualidad, el Centro Locero La Atalaya, gestionado por la Asociación de Locer@s de La Atalaya, “ALUD”, ha logrado preservar las técnicas y tipologías tradicionales y formar a las nuevas generaciones a través de una continuada actividad de investigación, docencia, exposición y venta de artículos alfareros, dando así continuidad a una parte importante del legado cultural más genuino de Gran Canaria. Esta iniciativa cultural se debe, en gran medida, a las enseñanzas de Francisco Rodríguez Santana, más conocido como “Panchito” y de Antonia Ramos Santana, “Antoñita La Rubia”. La práctica tradicional de elaborar la “loza” continua hoy día por las nuevas generaciones de talayeras-os.

domingo, 30 de octubre de 2011

"Alfarería Canaria: sobre la continuidad de la memoria fragmentada"

Cirilo Suárez

Para aquellos de nosotros que hemos conocido el trabajo de Panchito en La Atalaya (Santa Brígida) y de Julianita en Hoya Pineda (Gáldar/ Guía)  en la Isla de Gran Canaria, de Dorotea en Muñique y Juan Brito  en la Isla de Lanzarote  de Guadalupe Niebla en Los Cercados  Isla de La Gomera  y otros en el Hoyo de Mazo  Isla de La Palma , así como las obras de un pequeño círculo de sus alumnos directos o de artesanos con formación académica que siguen la tradición "purista", es innegable la percepción de cierta huella estilística que asegura la continuidad de la veta remota, esto es: la alfarería amazigh. En tierra basta, o bien con la delicada elegancía de una definición espacial que enriquece la pieza y la vuelve objeto decorativo, que no se utiliza en la cocina ni en la mesa, con el riesgo de estropearla. (...)

Sánchez, Angel,  "Alfarería Canaria: sobre la continuidad de la memoria fragmentada"

 Ir al enlace RACINES D´ARGILES para más información.