Centro Locero La Atalaya

La Atalaya es uno de los pocos lugares de Gran Canaria donde todavía perdura la tradición artesanal de elaborar cerámicas a mano siguiendo un método ancestral que se remonta a la época prehispánica, siendo por otro lado uno de los más destacados centros de producción alfarera de la isla; aquí se conservan aún las cuevas-viviendas y talleres, muchas de ellas ocultas tras edificaciones nuevas, donde las loceras trabajaron el barro, y los hornos de piedra donde se guisa la “loza”.

En la actualidad, el Centro Locero La Atalaya, gestionado por la Asociación de Locer@s de La Atalaya, “ALUD”, ha logrado preservar las técnicas y tipologías tradicionales y formar a las nuevas generaciones a través de una continuada actividad de investigación, docencia, exposición y venta de artículos alfareros, dando así continuidad a una parte importante del legado cultural más genuino de Gran Canaria. Esta iniciativa cultural se debe, en gran medida, a las enseñanzas de Francisco Rodríguez Santana, más conocido como “Panchito” y de Antonia Ramos Santana, “Antoñita La Rubia”. La práctica tradicional de elaborar la “loza” continua hoy día por las nuevas generaciones de talayeras-os.

domingo, 13 de junio de 2010

"Jornadas con las alfareras de Túnez"





24 HORAS DE CERAMICA-Túnez
Los días 29 y 30 de mayo tuvo lugar la segunda edición de la Jornada de 24 Horas de Cerámica en la zaouia de Siddi Kacem el Jelizi en Túnez organizada por el Centro Nacional de Cerámica de Arte y el Ministerio de la Cultura de Túnez con la colaboración de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria, la Fundación Española para la Innovación de la Artesanía y el Instituto Cervantes de Túnez. En esta ocasión la jornada fue dedicada a la cerámica bereber de Séjnane con el objetivo de dar a conocer el rico patrimonio tunecino y poner en valor los oficios tradicionales de mujeres. A esta Jornada se unieron dos ceramistas de la región argelina de Maatkas y cinco mujeres alfareras de Gran Canaria que pudieron compartir sus conocimientos, técnicas y experiencias, generando un encuentro intercultural de gran interés.

La Jornada de las 24 horas de cerámica acogió a un numeroso público que se acercó a uno de los monumentos más destacados de la medina de Túnez, rehabilitado por la AECID, para disfrutar de un día en el que se pudo conocer y admirar el trabajo de las alfareras y ceramistas, asistir a talleres abiertos a todo el público, degustar la gastronomía tunecina, disfrutar de un concierto de música tradicional y de proyecciones de documentales sobre la cerámica de cada región.
Esta actividad fue precedida, el viernes 28, por un taller con los alumnos y alumnas del centro de Cerámica y las artesanas de Canarias, Argelia y Séjnane, en el que durante 4 horas los y las participantes pudieron conocer en detalle las técnicas de cada país, acercarse a las diferentes formas y materiales, intercambiar impresiones y experiencias y descubrir los puntos comunes de este tipo de cerámica.
Fueron 24 horas de cerámica, patrimonio, intercambio, recuperación de oficios tradicionales de mujeres, conocimiento y fortalecimiento de un arte de origen bereber que tiene muchos elementos en común a lo largo de todo el Norte de África y que supone sin duda una base para el desarrollo de los pueblos y de sus mujeres.


No hay comentarios: